Es el establecimiento de comunicación (del inglés handshake, literalmente apretón de manos) es utilizado en tecnologías informáticas, y otras conexiones para establecer de forma dinámica los parámetros de comunicación antes de que comience la comunicación normal por el canal. Ese chirrido es en realidad el procedimiento de apretón de manos. Un ejemplo clásico son los ruidos que se producen cuando dos módems de acceso telefónico se conectan entre sí. El principio del protocolo “handshake”, es la manera de saludarnos y reconocernos.

Eso mismo es lo que se aplica entre dos servidores. Además de intercambiar información de protocolo. TLS Handshake es un protocolo que sirve para que dos servidores se verifiquen entre sí y puedan establecer un tráfico cifrado e intercambiar claves. Si todo va bien y se verifican correctamente se realiza el intercambio de datos. Si resumimos lo anterior, lo primero que hacen dos servidores es “saludarse”, se dan ese “apretón de manos”. De ahí el nombre de Handshake.

Uso del protocolo TLS Handshake utilizando el cableado eléctrico del hospital

Los hospitales modernos están comenzando a adoptar E-HEALTH como complementos eficientes a los servicios de salud tradicionales. Para respaldar los servicios de E-HEALTH, se necesita un sistema de comunicación localizable, libre de radiación y de alta capacidad.

Los sistemas de comunicación por línea eléctrica PLC (Power Line Communications) que aprovecha la red eléctrica en baja tensión para convertirla en una línea digital de alta velocidad de transmisión de datos, permitiendo, entre otras cosas, transmitir señales de radio para propósitos de comunicación.

 

Es posible realizar protocolos Handshake utilizando el cableado eléctrico existente en un hospital, clínica o sanatorio, para transmitir información de diversa índole: como los sistemas de audición, de monitoreo de datos y sistemas elementales remotos, tales como identificar al equipo médico que está conectado a la red. El principio de funcionamiento de este tipo de técnicas es sencillo y elemental: sobre la onda de tensión de red se “monta” una onda portadora modulada en frecuencia o en amplitud.

 

Debido a que el medio físico de transmisión es la red eléctrica en baja tensión del hospital, el transmisor puede conectarse en cualquier receptáculo y desde allí actuar como fuente transmisora de las señales que se desean compartir hacia el resto del hospital. La fuente transmisora indicará dentro de la señal transmitida hacia qué dispositivo está orientado el mensaje.

Los receptores, por ende, serán capaces de interpretar este mandato y actuar de acuerdo a las instrucciones que el transmisor determine. Los datos pueden ser analógicos o digitales, dependiendo del tipo de protocolo o estándar utilizado en la codificación dentro del transmisor. Esto equivale a que se puede transmitir por la red eléctrica información tan variada como puede ser audio, datos o alarmas dentro de un canal estrecho (300Hz – 3Khz) e incluso Internet de banda ancha.

Debido al diseño y construcción de los transformadores de aislamiento, hace a los sistemas eléctricos aislados impermeables a las altas frecuencias y pueden ser islas para la transmisión de datos dentro de ellos, evitando ruidos externos.

 

Artículo proporcionado por nuestro socio Tecnológico

Dwppön Elektric

México
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *